Éxito de AEDE al reunir en San Sebastián a más de 750 profesionales de la Endodoncia de toda España

La Asociación Española de Endodoncia (AEDE) ha celebrado en San Sebastián su XXXVII Congreso Nacional de Endodoncia y ha conseguido reunir en la ciudad vasca a más de 750 profesionales de la Odontología. El Centro Kursaal de la capital donostiarra fue el escenario para las exposiciones de 30 ponentes de ámbito nacional e internacional que presentaron las últimas novedades en este campo.

La importancia de estas jornadas se tradujo en un relevante apoyo institucional, como demuestra la presencia de Eneko Goia, alcalde de San Sebastián, y Miren Dorronsoro, directora de Salud Pública y Adicción del Gobierno Vasco, que acompañaron en el acto inaugural al doctor José María Malfaz, presidente de AEDE, Tomás Gastaminza, presidente del Colegio de Odontólogos de Guipúzcoa, y Nina Camborda, presidenta del Congreso. Junto a ellos, cabe destacar la ayuda inestimable para el éxito de este encuentro de Aitzol Areso, vicepresidente del comité organizativo, y Aner Usarraga, secretario del mismo.

A lo largo de este congreso se han abordado los avances que facilitan a los profesionales herramientas con las que es posible realizar tratamientos de conductos con una alta preservación estructural como alternativa menos invasiva a los procedimientos tradicionales, así como sus posibles beneficios en la endodoncia contemporánea.

Asimismo, en relación con el tratamiento endodóntico, se han presentado aspectos como el impulso al diagnóstico mediante imagen 3D, la importancia de la magnificación mediante microscopio operatorio, los instrumentos súperflexibles, nuevos sistemas de irrigación y la posibilidad de regenerar en alguna medida las estructuras dentales que, por alguna razón, han detenido su crecimiento y desarrollo.

Otra parte del programa científico se ha dedicado a explicar el uso actual de las limas rotatorias de Ni-Ti y especialmente de los sistemas reciprocantes de lima única para la conformación y limpieza ideal del sistema de conductos en sus tres dimensiones junto con la obturación tridimensional. Igualmente se han puesto de relieve las propiedades y diferentes aplicaciones de los nuevos materiales biocerámicos.

El panel de expertos invitados al XXXVII Congreso Nacional de Endodoncia de AEDE también ha expuesto técnicas y experiencias que simplifican la preparación de los conductos desde el orificio de entrada hasta el ápice, incluso en estructuras extremadamente curvas y complejas. Las nuevas tecnologías han tenido cabida en el programa científico por medio de varias ponencias sobre las bases y utilización del CBCT en endodoncia, una tecnología que gana peso día a día de cara al diagnóstico y el plan de tratamiento.

Por otra parte, el encuentro consagró una parte de su programa al espacio ‘AEDE Promesas’, una iniciativa que busca promocionar dentro del panorama científico de nuestro país a seis jóvenes endodoncistas y que ha sido una de las iniciativas con mejor acogida entre los congresistas. No en vano los asistentes destacaron de forma mayoritaria la actualidad de los temas escogidos por los ponentes noveles y la frescura en el planteamiento y desarrollo de sus exposiciones. ‘AEDE Promesas’ se consolida así como una plataforma para los endodoncistas con una alta proyección y afianza la apuesta de la Asociación por la promoción del talento joven.

Talleres y programa social

Este congreso apostó asimismo por ofrecer una parte práctica que se ha traducido en seis talleres en los que se ha registrado una altísima asistencia. Los congresistas resaltaron la utilidad de los mismos para el aprendizaje del microscopio operatorio, el manejo y uso del CBCT y la preparación y obturación de conductos complejos con una técnica sencilla y predecible, además de las técnicas para la conformación de conductos con seguridad.

Esa misma buena acogida es la que cosechó el apartado social del congreso en el que se han introducido como novedad actividades culturales. Así, fueron muy aplaudidas la actuación de un conjunto que tocó la ‘Txalaparta’ -instrumento tradicional vasco-, la demostración de ‘Harrijasotzaile’ -deporte rural que consiste en el levantamiento de piedras-, y la animación musical de un ‘Otxote’, pequeño orfeón folclórico que se reúne en días de fiesta. La cena de gala también se adaptó al nuevo enfoque para aprovechar los atractivos de la ciudad y se celebró en una típica sidrería vasca. Es digno de mención el dato de asistencia: cerca de 350 personas. Por último, el congreso contó con una faceta lúdica que incluyó un taller de surf.